Rompe los estereotipos, moda para todos

No es ningún secreto que durante mucho tiempo la industria de la moda presentaba sólo un prototipo de belleza, desde las pasarelas hasta las campañas publicitarias mostraban modelos bajo estrictos cánones de tipo de cuerpo, rasgos étnicos y edades. Sin embargo, cada vez son más los que apuestan por la inclusión en sentido de representatividad.


Recientemente el desfile de Alta costura de Valentino, primavera/ verano 2019 en el que Pierpaolo Piccioli director creativo de la marca, mostró 65 looks dando espacio a la diversidad de la belleza de la mujer.


Las modelos petite desafían el establecido 1.70, las más conocidas son: Kate Moss con 1.64, su hermana Lottie Moss con 1.63, Lily Rose Deep con 1.60 y Devon Aoki con 1.65. Las modelos plus size por su parte le han otorgado confianza y aceptación a las mujeres de tallas grandes, un claro ejemplo es Ashley Graham quien fue la primera modelo de talla XL en ser la portada de Sports Illustrated Swimsuit y portada de julio/agosto 2018 de Vogue Arabia junto a Paloma Elsesser.


Danielle Sheypunk fue la primera persona en silla de ruedas que recorre la pasarela, durante el NYFW 2014. La canadiense Winnie Harlow a quien se le diagnosticó vitíligo ha sido la imagen de la marca española Desigual y ha salido en la revistas i-D, Dazed, Vogue Italia y más. Shaun Ross el primer modelo masculino albino modeló para las icónicas casas de moda Alexander McQueen y Givenchy, salió en las revistas GQ Italia, Paper, Vogue, Another Man; ha aparecido en videos musicales de Katty Perry, Beyonce, Steve Aoki, Leona Lewis y Lana del Rey entre otros.


Estos son claros ejemplos de cómo el mundo de la moda está cambiando y la inclusión ha ido creciendo en diferentes espacios proporcionándole representación a diversos tipos de personas, sencillamente no se puede pensar en moda sin diversidad.

Redacción Asli Guzmán